Mitos y verdades de las casas prefabricadas

Existen una serie de mitos y verdades acerca de las casas prefabricadas. En el presente artículo pretenderemos aclarar cierto tipo de cuestiones en relación a esto, ya que en Latinoamérica, el negocio de la prefabricación está tomando cada vez más fuerza.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas
A veces se piensa que la prefabricación es una manera poco eficiente de creación de edificios, sin embargo, reduce el costo y permite que la construcción del edificio se realice de la manera más rápida y eficiente.

También reduce de manera considerable el daño ambiental, pues no se crea ruido, y los desechos en la creación de los bloques pueden ser reutilizable.

La prefabricación se refiere a las partes de edificios ya construidos en diversas industrias. Todas las casas modulares son construidas en un 80% a 95% en fábricas y luego son transportadas a una fundación donde se ensamblan. Por lo general se asocia la prefabricación a la madera, sin embargo las casas prefabricadas pueden ser también de diferentes materiales como el hormigón o el metal.

Es probable que por falta de información se crea que la prevaricación no se relacione con otros materiales que no sea la madera, sin embargo el tiempo y la tecnología han dado como resultado un gran avance respecto a este tema.

Construcción prefabricada en hormigón
Las construcciones prefabricadas de hormigón por ejemplo, se construyen mediante bloques de hormigón creados en industrias con un sistema independiente en la estructura, con aislación térmica exterior e interior, capaz de reducir temperaturas y ruido.

Los bloques están hechos por un cuerpo paralelepipédico rectangular el cual contiene cuatro cámaras de aire ventiladas las cuales pasan en sentido de los lados más grandes que contienen la misma conformación geométrica. En el exterior de su cara contiene una base cementícia para la adhesión del poliestireno que se expande a la cara exterior la cual conteniendo una capa de poliestireno.

La malla de fibra de vidrio conduce como refuerzo de los elementos anterior mente mencionado, la nueva base cementícia ayuda a recubrir la fibra de vidrio. Por consiguiente la base de cada bloque y vinculado a la cámara de aire ventiladas pasantes pueden suministrar una ventilación para las mismas.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas

Mitos con respecto a las casas prefabricadas
Existen varios mitos que giran en torno a las casas prefabricadas, como por ejemplo, que son de inferior calidad que las viviendas convencionales, que se dañan con facilidad y que no perduran en el tiempo. Esto es totalmente falso, ya que éstas son construcciones de alta calidad y además mucho más rentables que las viviendas convencionales, a pesar que a veces se diga lo contrario.

También se cree que las casas prefabricadas son más débiles y se deterioran fácilmente frente a condiciones climatológicas adversas. Este mito es totalmente falso, puesto que las casas prefabricadas están construidas con materiales muy resistentes que están igualmente preparados para las adversidades climatológicas que puedan presentarse.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas

El costo
Con respecto al costo, hay personas que piensan que las casas prefabricadas son más caras que una vivienda convencional pequeña, la verdad es que las casas modulares cuestan de un 15% a un 25% menos por metro cuadrado que una casa normal.

Es necesario sin embargo también mencionar, que el coste final dependerá de muchos factores: el fabricante deberá ver primero el terreno donde se quiere construir la casa y dialogar sobre los gustos y requisitos. Por tanto, no se puede a priori tener una idea fija de lo que va a costar la vivienda antes de que el fabricante pueda hacerlo.

Los diseños más elaborados y de más belleza estructural son más costosos. Aunque los precios de estas casas en general sean más bajos, si demandamos un diseño más trabajado puede salirnos más caro. Los diseños de bajo coste son muy sencillos.

El diseño de la casa prefabricada
Con respecto al diseño, muchas personas erróneamente creen que las casas prefabricadas no se pueden personalizar, cuando la verdad es que pueden ser perfectamente construidas a medida.

También se dice que el concepto de que las casas prefabricadas corresponden a casas modulares de diseño muy pobre. Esta idea resulta igualmente errónea. Puesto que las casas prefabricadas han avanzado mucho y actualmente hay gran variedad de diseños a elegir, desde los más tradicionales hasta los más modernos.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas

El tiempo de construcción
Con respecto al tiempo de construcción es posible también escuchar que las casas prefabricadas, toman más tiempo en construirse que las viviendas estándares. Falso, las casas comunes pueden tomar de seis meses a ocho meses en construirse, en algunos casos más. Las casas prefabricadas tardan uno o dos meses desde que se hace el diseño inicial hasta que se funda la casa.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas

Ventajas de la prefabricación
Para finalizar haremos un resumen de las ventajas de las casas prefabricadas: En general, son de menor coste que las casas tradicionales, por lo que el factor económico es una gran ventaja teniendo en cuenta los días que corren. Son mucho más rápidas y fáciles de construir.

Son más amigables con el medio ambiente y más ecológicas que las casas tradicionales.

Existe una cantidad de diseños entre los que escoger a la hora de encargar la vivienda prefabricada. Y es absolutamente posible escoger o encargar un modelo personalizado.
Su construcción requiere de menos requisitos que si se tratara de una casa tradicional.

El consumo de energía se ve reducido en este tipo de vivienda.
Ofrecen una gran resistencia debido a la calidad de los materiales empleados.

La prefabricación en Latinoamérica
Es bastante necesario para los arquitectos latinoamericanos tener estas cuestiones claras, ya que sin lugar a dudas Latinoamérica es uno de los principales nichos para la industria de las casas prefabricadas debido al problema del déficit habitacional.

Aunque no se trata de un mercado tan extendido como el de las casas tradicionales, lentamente, su cuota de mercado va aumentando según países y regiones. Hasta hace un tiempo, las casas prefabricadas eran más populares en algunos países de Europa, y particularmente en Canadá y Estados Unidos, debido a su precio en general más competitivo, sin embargo hoy, lo son también en Latinoamérica.

Mitos y verdades de las casas prefabricadas

 

El panorama entonces empieza a ser claro para el continente, las cifras lo demuestran y se respira un clima favorable para los proyectos de inversión en construcción en los países de América Latina.

2 pensamientos en “Mitos y verdades de las casas prefabricadas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *